baby-84686_1280

Algunas personas cercanas a mi entorno me han preguntado más de una vez cómo habíamos comenzado la alimentación comeplementaria con Vera, mi hija mayor. Y ahora, que la peque, Alba, ha cumplido los seis meses, he sentido la necesidad de recordar aquí el concepto de BABY-LED WEANING.

El concepto en sí se refiere a la ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA AUTORREGULADA. Es decir, es el mismo bebé el que expresa su inquietud y motivación por probar alimentos nuevos introduciéndose así la alimentación complementaria sin necesidad de triturarlos en forma de puré.

En nuestro caso, llevamos varias semanas que hemos notado como Alba se queda muy atenta cuando nos ve comer, está pendiente de todo lo que nos llevamos a la boca y estira sus manitas intentando cogerlo todo. Así, aunque su alimentación principal es la lactancia materna, le hemos dado a probar alguna fruta y disfruta un montón tocándolas, llevándoselas a la boca con nuestra ayuda y rechupeteándolo todo.

¿QUÉ PERMITE ESTE MODO DE INTRODUCIR LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA?

En primer lugar, que es el propio bebé el que autorregula lo que come y lo que no (siempre teniendo en cuenta que no es la base de su alimentación).

Además, permite tocar alimentos nuevos, con el descubrimiento de texturas, sabores, etc que ello conlleva. A nuestra peque por ejemplo, le encanta notar la fruta fresquita en su boca y más ahora que tiene las encías algo delicadas. ¿Hay algo más divertido para ellos que su propia experimentación?

Sería por tanto, la iniciación a los sólidos pero de un modo respetuoso y gradual.

¿QUÉ DEBES EVITAR SI ELIGES LA OPCIÓN DEL BABY-LED WEANING?

Importantísimo evitar que el bebé coma sin tu supervisión, ya que es su inicio a los sólidos, aún no está acostumbrado y puedes llevarte algún susto si se atasca con algún alimento.

Evita también introducir todos los nuevos alimentos al mismo tiempo, ya que, ante alguna alergia te resultaría más difícil detectar qué la ha producido.

Evita obligarlos a comer en esta etapa, ya que el bebé se autorregula a sí mismo y además se perdería la emoción que sienten por el descubrimiento de nuevos alimentos o la imitación de los mayores a los que acompaña.

Por supuesto, controla la postura que tome a la hora de comer sólidos, intentando que esté erguido y no tumbado.

Evita por último dar trozos pequeños del alimento que sea.

¿TE ANIMAS A PROBAR?

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA

Opt In Image
Recibe GRATIS el pdf

¿Te apetece que te haga llegar mi boletín? ¿Quieres recibir mis últimos post en tu correo?

Apúntate y recibirás el post más actual, un resumen de los cinco últimos posts, fotos, etc

No pierdas ni un segundo más y... ¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *