La maternidad es un proceso de cambio y revolución para la madre. Muchas mujeres se sienten poderosas en su tiempo de embarazo y notan cómo su vida toma un nuevo rumbo, mucho más emocional. Sin embargo, en este proceso de EMPODERAMIENTO, juega un papel fundamental la tribu, o círculo de  mujeres.

Una de las experiencias más bonitas que he vivido relacionadas con la maternidad, fue el RITUAL o BLESSING WAY que preparamos hace unos años  a una de mis mejores amigas. Nuestro embarazo se vio fortalecido por las clases de Kundalini yoga a las que íbamos juntas, y como no… el círculo de mujeres tan mágico que allí encontramos.

Estos encuentros nos hicieron más fuertes, más conscientes del momento que vivíamos y lo que estaba por venir. Uno de los aspectos que más recuerdo de aquellas sesiones eran los rituales o dinámicas que se hicieron.

De ahí, salió la idea de reunirnos algunas amigas y compañeras de Kundalini para hacerle un ritual o Blessing way, para mi amiga.

¿Qué significa Blessing way?

Blessing way significa Bendición del camino y se trata de un ritual para honrar y cuidar a la futura madre. Es un ritual de transición, en el que se celebra de un modo muy espiritual, el proceso de cambio de la madre y la nueva vida que está por venir. De alguna manera, para la futura madre, es una gran carga de energía de parte de las mujeres que forman el círculo que le  transmiten sus mejores deseos.

pregnant-690735_1280

Para organizarlo, preparamos con mucho cariño varios elementos que os cuento a continuación:

1-Una especie de ALTAR, formado por velas, flores, así como objetos que simbolizaban cada uno de los cuatro elementos: TIERRA, AGUA, AIRE Y FUEGO.

2-Flores del tiempo variadas para decorar la habitación y tener a los pies de la futura mamá.

3-Cojines y telas de seda de colores para crear un ambiente mágico y cómodo para todas las mujeres del círculo.

4-Una bolsita en la que cada una de las mujeres del Círculo, metimos un objeto personal pequeño para regalar a la mamá.

5-Cartas escritas por cada una de nosotras y que una a una fuimos leyendo, recordando momentos de nuestra amistad, plasmando nuestros mejores deseos para ella y su bebé, etc

Resultó un encuentro muy mágico y acogedor.

Para explicaros un poquito cómo lo hicimos, os diré que:

Cuando ella llegó a mi casa, la música del disco GURÚ de Sat Shabd Singh, la esperaba. En el salón, únicamente la luz de un montón de velas repartidas por la sala y otras en medio, rodeando el altar. El momento en que la vimos aparecer fue muy emocionante para todas, por la ilusión que teníamos puesta en aquel encuentro.

candle-335965_640

Así, todas juntas empezamos a cantar el mantra ONG NAMO, para de algún modo, conectar con nuestra esencia y centrarnos aún más en el momento que íbamos a compartir.

En ese momento le explicamos para qué estábamos allí reunidas y comenzamos a leerle el cuento de La reina sin corona ni cetro, que os invito a leer en el blog de Noraya, precisamente en un post dedicado a estos rituales.

Después continuamos con la lectura de las cartas personales y la entrega del objeto de cada una. Para finalizar, compartimos unas bebidas y unos tés que acabaron acompañando el momento.

Este tipo de ritual me parece maravilloso y ayuda a la embarazada no solo a conectar consigo misma sino también con las mujeres que te rodean.

Opt In Image
Recibe GRATIS el pdf

¿Te apetece que te haga llegar mi boletín? ¿Quieres recibir mis últimos post en tu correo?

Apúntate y recibirás el post más actual, un resumen de los cinco últimos posts, fotos, etc

No pierdas ni un segundo más y... ¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *