hansel-and-gretel-677504_640

¿Qué pensais sobre llevar al teatro a los niños pequeños?

Yo soy partidaria 100% de llevar a los niños a disfrutar del teatro infantil. Justo la semana pasada, disfrutamos de una obra para público familiar que contaba la historia de Caperucita roja, pero con una versión renovada.  En este caso, Caperucita era la que solía portarse regular, mientras que el lobo solía actuar bastante bien. Además, nos vino genial porque el lobo casualmente era vegetariano, lo cual pudimos leer antes de ir a ver la obra y aprovechando que papá es vegano, estuvimos hablando con Vera sobre qué significa ser vegetariano y vegano y fueron muy graciosas las preguntas que se le ocurrieron. Es curioso porque, aunque Vera ve a diario, desde que nació que papá no come algunas cosas y come otras distintas, nunca se ha preguntado porqué, porque para ella es algo natural en casa. La comida preferida de Vera es el cuscús y la coliflor cocida con patata cocida, el tofu frito con salsa de soja le encanta, con lo cual, nunca nos habíamos parado a hablar sobre ello. Así, que resultó una buena ocasión para hablar sobre el tema.

La obra en cuestión, fue bastante divertida y graciosa, aunque la verdad la última parte se nos hizo algo pesada. Quizás sobró algún ratito del final y Vera hubiera quedado encantada igualmente, porque ya casi llegando al final nos dijo que ya no quería ver más. Aún así, la música y las canciones le gustaron bastante y se animó a moverse, aunque he de decir que la peque de la casa, Alba, a pesar de sus recién cumplidos 9 meses, bailó más que nadie con la música y se quedó alucinada con la vestimenta de los personajes.

Por eso, os traigo MIS RAZONES por las cuales IR AL TEATRO CON NIÑOS TIENE MUCHÍSIMAS VENTAJAS:

-En primer lugar, por el ratito tan divertido que se puede pasar viendo cualquier obra infantil que esté adaptada a la edad de los niños.

-Es una ocasión ideal para compartir en familia y disfrutar todos juntos de algún clásico del teatro o alguna obra nueva dirigida a público infantil o familiar.

-Antes de acudir a ver la obra, si se sabe previamente qué es lo que vais a ver, sería ideal preparar a los niños y hablarles algo del tema que van a ver más tarde. Si la obra está relacionada con algún cuento clásico, etc puede leerse previamente o introducir el tema para que les resulte más sencillo ubicarse en la obra.

El lugar. El hecho de asistir al teatro ya les estará permitiendo conocer un lugar nuevo y con ello, dónde está ubicado, qué elementos lo componen, cómo deben buscar su asiento, qué normas suelen darse en cualquier teatro, etc

La música, creo que es uno de los elementos que más suele atraer a los pequeños. Seguir el ritmo de la música, tararear o cantar la letra, les ayudará a familiarizarse con el ritmo y adquirir más vocabulario.

Los personajes. El hecho de que tus hijos se den cuenta de que una misma persona puede representar varios papeles en una misma obra es importante. Además, suelen utilizarse bien muñecos o trajes muy llamativos, y esto sumado al decorado, etc puede resultar muy estimulante para sus sentidos.

La historia de la obra. Analizar qué ha ocurrido en la obra de teatro vista e incluso poder inventar nuevos finales para a obra o ayudarles a pensar con preguntas como… ¿Qué habría pasado si el lobo….? ¿qué crees que habría dicho Caperucita si la abuelita…? Se pueden hacer infinidad de preguntas y así trabajar al mismo tiempo con la imaginación y la creatividad.

Atención y concentración. Durante la obra, los niños atenderán a lo que sucede en cada momento y casi con seguridad se concentrarán en la historia siguiendo el hilo de lo que ocurre. Para que la atención se mantenga, es importante elegir una obra que pueda resultarles interesante y divertida, adaptada a su edad y que no se extienda demasiado, sino acabarían cayendo en el aburrimiento o cansancio.

La educación emocional. En cualquier obra de teatro se pueden analizar y hablar sobre qué les ha ocurrido a los personajes, cómo se han sentido, cómo se habrían sentido si la historia hubiera seguido otra dirección, etc por lo tanto, se puede aprovechar también para hablar sobre las emociones con los pequeños e incluso, trabajar la empatía, ayudándoles a ponerse en el lugar de los personajes y en la historia.

-Además de las emociones, las obras de teatro, suelen ser una fuente muy rica de valores y conocimientos, por lo tanto, una fuente de aprendizaje, de la cual se puede sacar muchísimo provecho.

El post-teatro. La charla con tus hijos después de ver la obra es una parte fundamental también. Poner en común que ha parecido a todos los miembros de la familia, qué es lo que más les ha gustado y lo que menos. Todo aquello que fomente la comunicación con tus hijos y los ayude a expresarse será fundamental.

-Por último, la toma de decisiones. Ir al teatro, permite compartir con tus hijos una serie de decisiones sobre qué obra podeis ver, la hora a la que se va a ir, qué se quiere llevar al teatro, etc

Aunque podría dar muchas más razones por las cuales ir al teatro con los peques es una idea genial, os dejo éstas, que en mi opinión, son las fundamentales.

¿Y vosotros… vais mucho al teatro?

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA

Opt In Image
Recibe GRATIS el pdf

¿Te apetece que te haga llegar mi boletín? ¿Quieres recibir mis últimos post en tu correo?

Apúntate y recibirás el post más actual, un resumen de los cinco últimos posts, fotos, etc

No pierdas ni un segundo más y... ¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *