Hace bastante tiempo que usamos las bicis sin pedales en casa, aproximadamente desde que Vera tenía unos dos años y pico  o tres y puedo decir que la experiencia es más que positiva.

Por eso, hoy quería daros mis razones (desde nuestra experiencia siempre) de porqué es recomendable elegir las bicicletas sin pedales para los más pequeñines de la casa.

PORQUÉ ELEGIR UNA BICI SIN PEDALES

-En primer lugar, considero que es el tipo de bicis que un niño/a debería empezar a utilizar si no ha tenido contacto con otro tipo de bicicletas hasta el momento. La edad recomendada para comenzar a utilizarlas sería aproximadamente los dos años y medio o tres (aunque ya sabéis que esto de recomendar edades para determinadas cosas no me va mucho, porque creo que cada niño/a tiene un desarrollo diferente y no todos tienen porqué estar preparados al mismo tiempo para usarlas).

Favorecen el equilibrio. Si  hay algo que me encanta de estas bicis es que fomentan el equilibrio en los niños y al tener que estar pendientes únicamente de eso, evolucionan bastante rápido, no teniendo que  centrarse en otros aspectos como los los pedales, etc Nuestra experiencia con ellas nos dice que cuando han utilizado la bici sin pedales durante bastante tiempo, el paso a la bici con pedales (sin ruedines) es mucho más sencillo.  En concreto, Vera tardó dos o tres días en soltarse sola con la bici con pedales y ahora va volando.

Mayor control de su cuerpo. Teniendo en cuenta que la bici se moverá más o menos rápido en función del impulso que cojan con sus piernas, aprenderán a controlar mucho más sus movimientos, su fuerza, la postura, y otros aspectos como la coordinación, lateralidad, etc

Puedo hacerlo solo/a. Quizás, ésta también es una de las razones por las que creo que es necesario utilizar estas bicis. El hecho de que nuestros peques vean que son capaces de llevarla ellos mismos, sin ayuda, que pueden montarse con facilidad porque son bicis bajitas, que no requieren tanta ayuda … todo ello favorece su autonomía. Y ya sabemos los papis y mamis que si hay algo que le gusta a nuestros peques es ¡sentirse libres!

Juego de exterior. Algo que me parece también esencial es que al tratarse de un juego de exterior, fomenta el juego al aire libre, en la calle, en el campo, en el parque… dejando a un lado las pantallas (tele, tablet, móvil…) y haciendo que nuestros peques conozcan la importancia de llevar una vida sana y practicar deporte. Si desde pequeñitos los  rodeamos de este tipo de juguetes, les estaremos dando herramientas para desenvolverse y para apreciar el juego al aire libre.

Empoderamiento. Sí… creo que hay pocas cosas  (hablando de juegos y juguetes, claro está) que hagan más feliz a un niño o niña, que la sensación de moverse libremente con una bici y ver que son capaces de ello. Me gusta por la seguridad que les aporta y la confianza que adquieren en sí mismos.

Podría comentar algunos otros beneficios que encuentro pero en realidad creo que estos son los más importantes.

QUÉ BICI SIN PEDALES ESCOGER

Seguramente haya muchas marcas en el mercado, pero yo voy a daros dos opciones, las dos que hemos probado y que me han encantado.

-PUKY.

Esta fue nuestra primera bici sin pedales. Fue la bici que tuvo Vera y aún la tenemos. La peque la coge también bastante y tiene unas características geniales.  Se pueden usar en torno a los dos años o dos años y medio y hasta los cinco años aproximadamente (siempre como os digo, dependiendo de cada niño). Sillín regulable en altura y también el manillar, por lo que crece con nuestros peques adaptándose a sus necesidades. Tiene ruedas de goma y un asiento ergonómico. También tiene un reposapiés que les viene genial para apoyar los pies cuando van controlando bastante el equilibrio (Vera probaba las cuestas así xdd) .

-BANWOOD.

Y la segunda opción que os recomiendo es la bici sin pedales de Banwood. Nosotros se la regalamos a la peque en enero para su cumple y estamos realmente encantados. Os dejo el enlace, ya que nosotros la cogimos en Moraig The Store y están genial, podéis acceder a ella pinchando aquí.

Hay opción de varios colores aunque nosotros cogimos la rosa y es preciosa. Entre las características que tiene, deciros que tiene también el asiento regulable hasta los 40 cms desde el suelo. El manillar también es regulable y además viene forrado (realmente bonito), al igual que el sillín. Tiene una cesta hecha a mano de ratán. El marco es de acero y pesa unos 4,5 kg.

Al igual que la anterior, se puede usar aproximadamente desde la misma edad y hasta los cinco años aproximademente. (aunque como veis en las fotos… Vera se muere por cogerla aunque ella ya tiene la suya más grande con pedales).

Desde hace poquito también las podeis encontrar en Supersapiens y dentro de poquito en su tienda online.

¿Qué os parecen estas bicis? ¿las han probado vuestros peques? ¿las conoceis? Si os apetece contadme vuestra experiencia 😉

 

Opt In Image
Recibe GRATIS el pdf

¿Te apetece que te haga llegar mi boletín? ¿Quieres recibir mis últimos post en tu correo?

Apúntate y recibirás el post más actual, un resumen de los cinco últimos posts, fotos, etc

No pierdas ni un segundo más y... ¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *