El verano, además de  época de viajes, de vacaciones, de cervecitas en una terraza… es la época en la que más niños y niñas dicen adiós a su pañal. ¿Por qué será?

Está claro que el comienzo de la etapa escolar conlleva muchos cambios y entre ellos, el hecho de no poder ir al cole con pañal. La verdad es que la escuela en este aspecto no se adapta nada a los ritmos de los peques, y con ello, no me refiero que las maestras de infantil tengan que cambiarlos, porque es de admirar el trabajo que realizan con un número de niños altísimo y con ninguno o pocos medios. Sin embargo, debería existir otra figura en la etapa de infantil que realizara este tipo de apoyo o acompañamiento a los más pequeños.

Peeeeero, como la realidad es la que es, al menos en la mayoría de las escuelas públicas, pues parto de ese punto y con ello… el adiós al pañal.

Sin embargo, desde mi punto de vista la retirada del pañal debe hacerse de la manera más respetuosa posible y siempre que el niño/a esté preparado para ello… y como en tantas otras cosas relacionadas con la maternidad y crianza… nuestro acompañamiento y confianza es esencial. 

DISTINTAS NECESIDADES EN UN MISMO ESPACIO

Uno de los principales problemas con los que nos encontramos los padres/madres, es que cuando nuestros hijos comienzan la etapa de Infantil pueden encontrarse como es mi caso con la peque, que ya tiene los tres años desde enero y quieras o no, cuenta con una mayor madurez en este aspecto, pero también habrá otros niños o niñas que comiencen esta etapa con tan sólo dos años y qué queréis que os diga…  es como pedirle a un mono y a un elefante que trepen un árbol.

Con esto no quiero decir que el más pequeño no esté preparado para ello, porque hay algunos peques que dejan el pañal bien con poca edad por gusto propio, pero centrándome en la gran mayoría… quizás no todos estén listos para dar este paso.

Aún así, si quieres retirar el pañal igualmente, lo mejor sería que se produjera dentro de un ambiente respetuoso y paciente, y si está acompañado de buenos recursos , mejor ¿no?.

 

NUESTRA RETIRADA DEL PAÑAL

Con nuestra mayor, recuerdo que ante el tema de dejar el pañal me entró un poco de agobio pensando que quizás no sería capaz de controlar los esfínteres “a tiempo” y asistí a un taller de retirada del pañal que además de resultarme bastante práctico, me encantó porque el chico que lo daba, me resultó muy cercano y desde luego bastante claro en las ideas que ofrecía.

El caso es que con la mayor no tuvimos ningún problema porque nada mas llegar el calorcito ella solía quitárselo siempre que podía y le encantaba ir en pelotillas por toda la casa, así que pusimos primero un wc pequeñito que nos habían dado y después optamos por acercar al nuestro un taburete para que pudiera subirse sin problema y esta idea le encantaba. Total… que se lo retiramos tanto para el día como para la noche de golpe y hasta hoy, no tuvimos ninguna dificultad la verdad.

Sin embargo, con la peque nos ha pasado esto que comentaba el otro día de que el trato con los segundos es diferente, y en este caso más claro que nunca.  Al igual que con la mayor empezamos muy pronto, con la peque lo hemos ido dejando y hasta el 1 de julio no decidimos retirárselo.

La verdad es que ella ya pedía el pipí por lo que nos ha resultado bastante fácil, aunque no ha sido así con la caca que prefiere seguir haciéndola de pie ;). Es más… le preguntas si quiere hacer caca y te dice que no aunque le veas la cara de estar en ello. Pero todo a su tiempo…

 

RECURSOS PARA UNA RETIRADA DEL PAÑAL MÁS DIVERTIDA

-PENSAR EN UNA RAZÓN BONITA PARA DECIR ADIÓS AL PAÑAL

Os puede parecer una tontería pero en nuestro caso ha funcionado 😉 . A la peque le pregunté qué podíamos hacer con sus pañales que sobraban  y me dijo que podíamos darlos a otros bebés que no tuvieran pañales. Y la verdad es que nos pareció bien a todos y ella tan feliz de que ya era “puper mayor”.

-ROPA INTERIOR CHULA

En casa a la peque le gusta bastante imitar a la mayor y de vez en cuando se colocaba las braguitas de Vera encima del pañal, por eso de llevarlas ella también. Así que éste ha sido otro filón para deshacernos de los pañales. Fuimos a comprarle unas cuantas braguitas chulas, elegidas a su gusto y más feliz que una perdiz de verse con estreno.

Recuerdo que con Vera compramos en Mothercare unas braguitas algo más gorditas que a pesar de ser braguitas retenían algo más el pis si éste se escapaba, pero con la pequeña, aunque alguna vez se las ha puesto, ha preferido pasar a las mismas que su hermana ;).

-CREAR UNA RUTINA

Como en muchos otros temas, crear una rutina siempre ayuda. Cuando decides retirar el pañal una de las cosas que debes tener en cuenta es que aunque ellos te pidan el pis, no está de más que cada cierto tiempo le preguntes si tiene ganas de ir al baño, ya que a veces, cuando se encuentran jugando o entretenidos, les cuesta más acordarse y la verdad es que a veces pasa  que cuando quieren ir ya es “tarde”.

Nosotros cada cierto tiempo le preguntamos y la acompañamos al baño si así lo decide. Por las noches, aprovechamos que aún se sigue despertando de vez en cuando para pedir tetita, para llevarla al baño y así es más fácil que aguante toda la noche sin hacérselo encima.

Pero como os digo, crear unas rutinas, yendo al baño al levantarse, a media mañana, antes de acostarse… en momentos fijos al día, le ayuda también a entender que su barriguita se quedará más a gusto.

-BUSCAR ENTRETENIMIENTO

A mí personalmente, me gusta que cuando vayan al baño entiendan para lo que están ahí, y se centren en lo que están haciendo, pero a veces (sobre todo con la caca), cuando se hace esperar, no está de más tener algunos recursos cerca con los que pueda entretenerse un poquito y aguantar más tiempo sentada.

Podemos tener cerca alguno de sus juguetes preferidos, alguna lámina con la que podáis sacar conversación y le sirva como juego, algún mini juego que pueda utilizar en esa posición…

-LOS LIBROS SIEMPRE FUNCIONAN

Sin duda, si hay algo que siempre funciona es un buen libro. Hay muchísimos libros que podéis encontrar fácilmente en relación a este tema.

Nosotros tenemos por casa algunos y desde luego, es bonito hacerles llegar el mensaje de ir al baño ya solos a través de libros o cuentos porque lo ven como algo más natural, que hacen ellos y hace todo el mundo. Tenemos uno concretamente con sonidos que les divierte un montón cuando se oye el sonido del pis, o de una cisterna al tirar, o un pedete.

Por si os interesa conocer algunos libros relacionados con este tema os dejo aquí algunas portadas por si alguien quiere buscar alguno de ellos.

Opt In Image
Recibe GRATIS el pdf

¿Te apetece que te haga llegar mi boletín? ¿Quieres recibir mis últimos post en tu correo?

Apúntate y recibirás el post más actual, un resumen de los cinco últimos posts, fotos, etc

No pierdas ni un segundo más y... ¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *