Archive of ‘Crianza con apego’ category

FOMENTAR LA EMPATÍA Y SOLIDARIDAD EN LOS HIJOS

Ayer, mientras desayunábamos, Vera comía cereales con leche y en mitad de la conversación (poca por la mañana porque vamos de sueño fatal xddd) me dijo: “Mamá, podríamos darle una parte de los cereales a otros niños que no tengan nada para comer, no?.”

IMG_5736

Y la verdad es que me encantó escucharla. Me gustó ver que sale de ella misma el pensar en otras personas, y tiene una especie de necesidad de ayudar a los demás. Cuando te pasan estas cosas siendo madre/padre creo que es inevitable decir o pensar al menos un “¡me la como!. Porque la verdad que tal y como vamos hoy en día, todos metidos en nuestro mundo, con las prisas, con millones de cosas que hacer y ocupados 100% en nuestras cosas… a veces se nos olvida pensar en que no todo el mundo tiene la suerte de tener la vida que tenemos nosotros…  Me sentí orgullosa de ella y por otro lado pensé que la preocupación que tenemos los padres a veces porque eso que vas sembrando día a día tenga su fruto, llega un momento en que te calmas porque te das cuenta que algo va quedando… que cuando vas sembrando una serie de valores, es dificil que no quede nada.

Y por eso, siento que es necesario que desde pequeñitos, fomentemos en nuestros hijos tanto la empatía como la solidaridad, y me apetecía compartir con vosotros algunas de las ideas que se me ocurren sobre cómo hacerlo.

¿CÓMO FOMENTAR LA EMPATÍA Y SOLIDARIDAD EN NUESTROS HIJOS?

Creo que la empatía y solidaridad debe fomentarse desde pequeñitos, no solo con las personas que están a su alrededor (hermanos, etc) sino también con la gente desconocida. Y a pesar de que pueda resultar complejo pensar en cómo hacerlo, creo que la mayoría de los padres/madres lo hacemos bastante a diario con situaciones cotidianas.

1.DONAR ROPA QUE NO NECESITAS.

A menudo acumulamos ropa de un año, otro, otro, otro y otro más y la vemos de una temporada a otra dando vueltas, pero no terminas de usarla. Pero como tenemos la costumbre de no dar/tirar las cosas “por si”, pues ahí seguimos acumulando. Sin embargo, desde hace un tiempo tengo algo bastante claro… lo que no te has puesto en 3 o 4 años… dificilmente volverás a usarlo, por lo tanto… dá la oportunidad a otros de que realmente pueda ser útil.

Nosotros normalmente llevamos la ropa a los contenedores de Cáritas, Madre coraje, pero hay infinidad de lugares donde puedes llevar la ropa usada con tus hijos y que sean partícipes de porqué están ahí, qué ocurre con esa ropa, a quién va destinada, etc. Y ojo… no es cuestión de crear un sentimiento de pena en ellos, sino de que entiendan que hay otras personas  a las que esa ropa les vendría genial, y que intenten ponerse en su lugar. Porque a veces menos es más, ¿no?.

 2.CEDER PARTE DE TUS AHORROS A ALGUNA BUENA CAUSA.

Pasamos nuestra vida ahorrando para comprarnos aquello que queremos, que nos gusta y a veces se nos olvida que con una pequeña aportación, puedes ayudar a muchas otras personas. Nosotros llevamos años colaborando con varias ONGs porque así nos apeteció hacerlo en su momento, y consideramos que el hecho de que nuestras hijas conozcan porqué se hace es importante. En concreto, en el caso de la Fundación Vicente Ferrer, de vez en cuando nos llegan tarjetas con algo escrito sobre la niña que tenemos apadrinada, y a Vera le llama la atención, y aunque sé que a veces le cuesta entenderlo, creo que algo va calando.

Para ello, conocí el otro día “La mejor hucha del mundo” de Wondernology y la verdad que me pareció fantástica la idea.  A través del cuento de los tres cerditos, han sacado estas tres huchas que vas organizadas de la siguiente manera: el cerdito ahorrador, el cerdito comprador y el cerdito solidario. De esta manera pueden dedicar una parte del dinero a cada uno de las cosas, enseñándoles a gestionarlo y a ser solidarios al mismo tiempo. ¿qué os parece?

 3.LEER ES APRENDER.

Creo que somos muchos los padres/madres que dedicamos tiempo a leer con los peques y disfrutar de algunos ratitos juntos, conociendo nuevas aventuras y personas y creo que ahí está la clave. La lectura me parece un recursos sensacional para desarrollar estos dos aspectos en nuestros hijos de una manera tan sencilla como explicándoles la historia, analizando a los personajes y haciendo un pequeño juego con ellos como… cómo se sentiría el personaje… qué pensará, ¿cómo te sentirías tú si estuvieras en su lugar? La verdad es que a mí me sorprende como Vera se mete en la lectura y de pronto empieza a preguntar sin parar sobre porqué está ocurriendo tal o cual hecho, etc

4.CINE Y PALOMITAS.

Al igual que con la lectura, creo que a través del cine, en casa, en una sala de cine o donde sea es un recurso genial para ello. Ocurre lo mismo que con la lectura, que podemos aprovechar la ocasión para comentar lo que ocurre, porqué ocurre, cómo se podría solucionar, qué podríamos hacer nosotros en uno  u otro caso, etc

5.AYUDANDO A LOS DEMÁS.

Uno de los errores  que solemos cometer es que cuando hablamos de solidaridad nos centramos en aspectos que se alejan de nosotros, o de algún modo, parece que ser solidarios en solamente contribuir con causas bastante lejanas a nuestras realidad, pero para nada.

Podemos enseñar a nuestros hijos a ser solidarios cediendo el asiento en el bus a alguien que lo necesite (mayores, embarazadas, etc) , ayudando a participar en algo que reste cansancio o esfuerzo a otra persona (ayudar con la compra, etc), ayudar a algún compañero con la mochila si le ocurre algo para no poder llevarla, ceder una parte de tu desayuno si algún compañero no ha podido o se ha acordado de llevarla, etc…

La verdad es que hay infinidad de ocasiones en las que podemos estar sembrando en nuestros hijos tanto la empatía como la solidaridad y a veces ni nos damos cuenta cuando lo hacemos… pero ahí va quedando.

¿Qué pensais con respecto al tema? ¿cómo lo haceis vosotros?

No sé quién dijo esta frase, pero la encontré y aquí os la dejo…

La grandes oportunidades para ayudar a los demás rara vez vienen, pero las pequeñas nos rodean todos los días.

EL VALOR DE LAS PREGUNTAS

No sé si os habeis fijado alguna vez en el valor que tienen las preguntas… y cuántas nos hacemos a lo largo de nuestra vida.  Pasamos la vida entera haciendo y haciéndonos preguntas, algunas de ellas con respuesta y otras, no llegamos a responderlas jamás.

_siembra-curiosidad-y-recogeras-creatividad-_

Hace unos días, en una conversación con mi nena mayor, me fijaba en la cantidad de preguntas que puede llegar a hacernos en un momento y como ella… la mayoría de los peques. Y por un momento… estaba cansada, volvíamos en el coche, con ruido, atascos, cansancio acumulado del día… y caí en la cuenta de que estaba respondiendo algunas de sus preguntas con desgana y un tono medio de “venga la última que estoy cansada”… Sí, gran error el mío en ese momento, pero …¿Quién no ha vivido algo parecido?

Al llegar a casa, continuamos la conversación y Vera siguió haciéndome preguntas que empecé a responder con interés y mostrando ganas y motivación…

¿Os pasa?

Pues sí, nuestra vida está llena de preguntas, y cuando somos pequeños, en nuestra mente continuamente rondan las preguntas, el interés por saber, por conocer, por explorar, por descubrir el mundo que nos rodea… y la manera de conocer y saber es preguntando. ¿hay algo más enriquecedor que una pregunta detrás de la cual haya interés y pasión?…

Cuando lo pienso, caigo en la cuenta de que a veces quitamos valor a las preguntas de nuestros hijos/as, los tratamos como si sus intereses o dudas tuvieran menos valor que las nuestras… y de algún modo, vamos matando sus ganas de aprender y descubrir.

Creo que  en la actualidad sobran las respuestas y faltan más preguntas. Y esto… se puede aplicar a la crianza de nuestros hijos, a las aulas en las que se forman nuestros peques… si diéramos la libertad suficiente para que nuestros hijos/alumnos pudieran preguntar libremente, en cualquier momento, conseguiríamos sin duda educar en el pensamiento crítico, en la creatividad, en la resolución pacífica y positiva de los conflictos.

La prisas, la falta de tiempo y la escasa paciencia que a veces mostramos los padres, tiene como consecuencia que continuamente demos respuestas, resolvamos los problemas a nuestros hijos, les demos todo mascado, de manera que no favorecemos su creatividad ni el pensamiento divergente… etc.

Si buscamos que nuestros hijos tengan un pensamiento crítico y sean creativos, debemos fomentar su curiosidad… y ahí, es cuando nosotros tenemos un papel fundamental… el de aportar los estímulos, ambientes y experiencias necesarias para que las preguntas surjan… Todo lo demás… llegará…

¿CÓMO PODEMOS FOMENTAR LA CURIOSIDAD?

Os dejo varias ideas que se me ocurren y me parecen fundamentales a la hora de favorecer la curiosidad en nuestros peques:

1-ABRE PUERTAS.  Leyendo a César Bona, en su libro “La Nueva educación”, ésta es una de las ideas que más me llamó la atención desde el principio. Abrir las puertas de su mente para que los niños/as saquen todo lo que llevan dentro. ¿por qué no?… si favorecemos esta apertura, la expresión de las opiniones, sentimientos y emociones… estaremos mucho más cerca de conseguir el desarrollo de la curiosidad. Si nuestros hijos están abiertos a: vivir, ver, sentir, oler, tocar, emocionarse, descubrir… todo llegará.

2-CREA UN AMBIENTE ESTIMULANTE. Si ofrecemos a nuestros peques un ambiente lleno de estímulos positivos, ponemos  a su alcance elementos que fomenten su curiosidad, que despierten su interés… estaremos en el camino correcto. Salir y conocer lugares nuevos, viajar, hacer pequeñas excursiones, o simplemente pasar un cierto tiempo “aburridos” puede dar lugar a que nuestros peques busquen la solución a ese aburrimiento y descubran a su alrededor numerosas cosas a las que hasta ahora no habían prestado atención. La resolución de conflictos, el pensamiento alternativo… es decir, ser capaz de buscar diferentes soluciones a un mismo problema… pueden llegar a través de un ambiente adecuado.

3.CONFÍA Y VALORA. Y con esto… vuelvo a la idea del principio… si queremos que nuestros hijos nos/se hagan preguntas, debemos darles confianza, creer en ellos, en lo que nos cuentan, escucharlos, empatizar con ellos y valorar lo que nos cuentan… como si no hubiera nada más importante…

Porteando que es gerundio…

Porqué elegimos Boba4G Baby Carrier

Nos quedan pocos días para salir de vacaciones y no sé vosotros… pero yo soy muy de listas xddd de apuntar todo lo que creo que se nos puede olvidar de cara al viaje… y en ello estoy. Por cierto, hablando de listas, nosotros llevamos tiempo usando Evernote, lo usa más papá M que yo… y hasta ahora no nos ha ido mal, porque puedes guardar tus propias listas y algunas nos valen de una vez para otra. Aún así… yo soy más de tachar xdd.

Y volviendo al tema… una de las cosas que hemos apuntado para que no se nos quede por aquí en el viaje es la Mochila Portabebés ergonómica que tenemos desde que nació Alba.

Con el tema de las mochilas portabebés la verdad es que reconozco que con Vera, por la falta de información, nos dejamos llevar por lo que vas viendo en las tiendas una vez que empiezas a mirar cositas para el bebé y acabamos cogiendo la de BabyBjorn, que nos regalaron mis padres. En su momento, no teníamos ni idea de que no era para nada una mochila ergonómica, sino más bien una “colgona” y por eso, la estuvimos usando bastante tiempo, aunque no la llegamos a usar tanto para pasear, etc sino más bien para salir a comprar, etc cuando estaba sola y por los problemas en el edificio en el que vivíamos me tocaba subir más de un día sin ascensor, asi que Vera estuvo paseando por Talavera en su colgona y tan contentos.

Sin embargo, tiempo después, leyendo artículos en internet, siguiendo los consejos de algunas amigas, etc me dí cuenta de que BabyBjorn no era la mejor opción y decidimos para el nacimiento de Alba, hacernos con alguna otra que sin duda se ajustara bien a la postura natural del bebé y con la que saliéramos beneficiados todos… la porteada y los porteadores xdd. Vimos varias, fuimos a Apego de bebé, una tienda en Córdoba con productos para bebé muy chulos, dedicada a hacer llegar a todas aquellas familias interesadas en la crianza con apego, productos varios y asesoramiento.  Una de las chicas nos dio bastante información sobre varias de las mochilas ergonómicas que tenían, que es la idea que íbamos buscando… y finalmente, mis tíos nos regalaron la Boba Baby Carrier 4G que es por la que nos decantamos.

 ¿POR QUÉ DECIDÍ NO VOLVER A USAR LA MOCHILA DE BABYBJORN?

-Porque me dí cuenta, a través de la información que fui recibiendo, de que sus piernas iban totalmente rectas hacia abajo, la espalda igualmente recta y todo el peso se dejaba caer sobre los genitales del bebé. Esta postura sin duda, es mucho más cansada para los peques y si vas a portear durante bastante tiempo, acabará cansándolos mucho más.

-La espalda de la persona que portea sufre bastante más al no ser ergonómica. Además, cuando se coloca al bebé mirando hacia adelante, no está cuidándose ni la espalda del bebé  ni la del adulto. Y esto lo puedo confirmar xddd porque yo ya de por sí siempre tengo la espalda bastante regular, pero cuando porteaba a Vera mirando hacia adelante, notaba que el afán que tenía por tirar hacia adelante, etc hacía que me doliera bastante más la espalda.

¿PORQUÉ ELEGÍ LA MOCHILA BOBA BABY CARRIER 4G?

Imagen de Albabia

-Porque el bebé puede adoptar una postura mucho más natural mientras es porteado, con las piernas en ranita o en M y su espalda en forma de C.

-La cercanía con el adulto. Siempre me ha dado la sensación, de que la boba 4G permite que estés mucho más cerca del bebé, con lo que esto le transmite al peque en cuanto a seguridad, etc sobre todo cuando son muy muy bebés.

-Me gustó de la Boba, la manera que tiene de recoger la cabeza del bebé que en todo momento queda sujeta, mientras que en las mochilas no ergonómicas, la cabeza queda descubierta. Además, la 4G trae  una

-Como novedad en su momento, esta mochila, trae un reductor para bebés, lo cual permite portear a bebés a partir de unos 3 kilos y medio, hasta los 20 kilos aproximadamente. Y es que no todas las mochilas que miramos entonces, permitían portear a bebée tan pequeñitos, sin embargo, la 4G, con el mini cojín que se ajusta mediante unos broches en la base de la mochila, permite llevar al bebé, pudiendo usarlo en dos posiciones, de manera que se pueda mantener una postura fetal o bien una postura en ranita.

Imagen de Lacasaeco

-Me encantaron los diseños tan chulos que tenía, nosotros en concreto cogimos esta.

Además, son aptas tanto para el invierno como para el verano… y eso en Córdoba es un plus, porque aquí sabemos de altas temperaturas. Lo ligera que es también fue un punto a su favor.

-Decir que es una mochila muy fácil de ajustar y el cinturón es talla única por lo que se adapta bien a cualquier tipo de cuerpo.

-Algo que me llamó la atención fue el reposapiés extraible que contiene para niños algo más mayorcitos, de manera que pueden ir cómodos apoyando los pies a la altura de la cadera del papá o la mamá. Pensando nosotros en que se diera la situación de portear a Vera en algún viaje, excursión, etc … creímos que era algo positivo.

-Luego alguna chorradita varia… tiene en el tirante, en la parte acolchada una especie de cierre, de manera que se puede enganchar el bolso, si es que se lleva en el momento de portear, sino también viene muy bien los bolsillitos pequeños que trae que en un momento determinado son útiles para llevar consigo el móvil, algo de dinero, llaves, etc Yo de todos modos, cuando he porteado he llevado normalmente una mochilita pequeña en la espalda, de manera que no tenía la sensación de llevar nada colgando en el brazo, etc

Por todo esto y porque realmente me parece una chulada de mochila, muy rápida de poner y de colocar al bebé, nos encantó a nosotros.

¿Y vosotros?… ¿Qué experiencias teneis con las mochilas ergonómicas o no ergonómicas?

Si os apetece hacernos alguna recomendación o comentario… aquí os esperamos … y con esto, nos unimos a la Campaña #Nomáscolgonas

Por último, os dejo algunos videos que me han parecido muy interesantes con el tema de las mochilas ergonómicas.

Este primero y segundo son de MiBBmemima y me parecen muy interesantes para conocer las características principales de la Boba 4G y para ver cómo colocar a nuestros peques en la mochila pero detrás.

Este tercero es de Pajarito PInzón y nos explica como colocar a un recién nacido en la Boba

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA

CONECTAR CON LOS HIJOS …

IMG_5526(Las fotos son del otoño pasado pero creo que transmiten bastante bien la idea de conectar con los hijos…)

La vida que llevamos la mayoría de las personas hoy en día, es una vida cargada de prisas, estrés y en muchos casos falta de comunicación incluso con miembros de nuestra familia por falta de tiempo o cansancio. Sin embargo, esta falta de tiempo no debe ser excusa a la hora de dedicar un tiempo a nuestros hijos y aprender a conectar con ellos a diario.

Por mi trabajo, a menudo escucho a familias que comentan que sus hijos no se comunican con ellos, que no les cuentan nada, que no encuentran momentos para compartir… y se me ocurre que a veces, podemos ser nosotros mismos, los adultos, los que favorecemos o provocamos esa desconexión.

PORQUÉ CONECTAR CON LOS HIJOS

En primer lugar, me voy a centrar en porqué es tan importante y necesario conectar con nuestros hijos a menudo.

La primera razón y más fundamental bajo mi punto de vista, es el hecho de que nuestros hijos nos toman como modelos a los padres y madres y por tanto, antes o después reproducirán muchos de los comportamientos que nosotros tengamos hacia ellos. Por otro lado, nuestros pequeños tienen la necesidad de sentirse queridos, cerca de su familia, de relacionarse con nosotros, de disfrutar de nuestra presencia “real” y por supuesto necesitan desarrollar su autoestima y vida emocional. Creo que es evidente por ello, que cuanto más conectemos con ellos, más nos sentiremos cerca de ellos y ellos de nosotros, más aumentará su autoestima y seguridad en sí mismos y en el entorno que los rodea.

CÓMO CONECTAR

Teniendo claro que conectar con nuestros hijos, ser partícipes de su vida emocional y hacerlos partícipes de la nuestra es una prioridad, se me ocurren varias maneras sencillas y que cualquiera puede realizar a diario, sin necesidad de invertir demasiado tiempo, aunque creo que cuanto más tiempo dediquemos a nuestros hijos, mayor será nuestro grado de conexión y nuestro vínculo emocional.

IMG_5535

-HABLANDO CON ELLOS.

Buscar tiempo durante el día para hablar con los niños es esencial. Contarles lo que nos ha ocurrido durante el día, nuestros sueños, nuestras ideas, y por supuesto que nos cuenten parte de su vida, de su día a día, de las aventuras que hayan vivido durante ese día, etc La comunicación es la base de las relaciones y por supuesto también lo es en las relaciones entre padres e hijos. Cuando hablo de comunicación, me refiero a cualquier nivel, desde que nuestros hijos son pequeños, haciéndolos partícipes de la vida familiar y personal de cada uno de los miembros de la familia, como cuando son adolescentes o adultos. Cuanta más desconexión hay entre los miembros de la familia, más distancia y enfriamiento de la relación.

-ESCUCHÁNDOLOS.

No solo se trata de encontrar tiempo para hablar con ellos, sino también para escucharlos, para comprenderlos, para ponernos en su lugar, para entender lo que nos dicen y compartir nuestros puntos de vista. Pero escucharlos de verdad, no oírlos de fondo, sino centrar nuestra mirada en ellos y que perciban que de verdad estamos atentos a lo que nos cuentan, escuchándolo con oídos de adulto pero también de niño, sin tachar de tontería todo aquello que nos cuentan.

-COMPARTIENDO ACTIVIDADES.

A la hora de compartir actividades puede ser que nosotros participemos de aquello que más gusta a los pequeños como jugar con sus juguetes favoritos, ir al parque, dar un paseo relajado, o bien que ellos participen de todo lo que nosotros hacemos y nos gusta, como ayudarnos en parte de nuestro trabajo o hobbies, ayudándonos a cocinar, etc Si parte de nuestras tareas o tiempo, las compartimos con los peques, estaremos aprovechando un tiempo con el que en principio no contábamos. No debemos tener miedo a compartir actividades con ellos, ya que es la base para que posteriormente tengan interés en compartir algo con nosotros.

-LEYÉNDOLES UN CUENTO.

¿Quién no tiene cinco o diez minutos al día para leer o contar un cuento? Cualquier niño disfruta muchísimo cuando sus padres le leen un cuento o más aún cuando nos inventamos un cuento en el que ellos son los protagonistas. ¡Eso les fascina! Por ello, dediquemos un tiempo, todo el que podamos, a la lectura en familia, al encuentro en ese mundo de aventuras, reales o imaginarias, que nos transportan juntos a otros mundos.

-CREANDO UN AMBIENTE DE CONFIANZA.

Si confiamos en nuestros hijos, estamos creando niños más responsables y seguros de sí mismos, con interés por autodescubrir el entorno y con más expectativas sobre sí mismos. Además, debemos ser sinceros con los pequeños, evitando las mentiras, por pequeñas e insignificantes que parezcan, de manera que nuestros hijos confíen en nosotros, y tengan claro que siempre estamos ahí para cuando lo necesitan.

-ABANDONANDO AQUELLO QUE NOS ENGANCHA, COMO EL MÓVIL.

En general, hoy en día uno de los mayores obstáculos que tenemos los adultos en la comunicación y conexión con nuestros hijos, es el uso de las nuevas tecnologías y más concretamente el tiempo real que pasamos utilizando el móvil, ordenador, Tablet, etc Es evidente, que todos necesitamos tiempo libre para aquello que nos gusta o para utilizar algunas de estas nuevas tecnologías, sin embargo, a veces anteponemos el uso de éstas a nuestros hijos. Ya sé que en principio todos diremos que dedicamos más tiempo a nuestros hijos que al móvil, por ejemplo, pero la realidad es que la mayoría de nosotros tenemos el móvil en la mano, o bien el whatssap o redes sociales abiertas mientras que hablamos, escuchamos, o jugamos con nuestros hijos. Esto nos indica que el tiempo que le estamos dedicando no es del todo real. Para ello, dejar un rato todos estos aparatos y centrar nuestra mirada y nuestra atención en los pequeños, es una herramienta ideal.

Podría seguir poniendo ejemplos sobre maneras de conectar con nuestros pequeños, pero estas que os he comentado creo que la mayoría de los adultos podemos hacerlas realidad si nos comprometemos más con la educación y atención de nuestros hijos. Todos podemos hablar, escuchar, compartir tiempo con nuestros hijos, leer con ellos y para ellos o bien dejar de lado las nuevas tecnologías.

Pensemos que el tiempo que les dediquemos será una gran inversión, que tiene sus beneficios y resultados positivos tanto a corto como a largo plazo. ¿Os animais?

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA

Educar sin castigos. Entrevista a Mireia Long

La crianza de los hijos/as es una de las cosas más bonitas que nos pasan en la vida, pero sin duda, nadie dijo que fuera fácil. A menudo, muchas madres y padres, nos encontramos con situaciones que nos desbordan y no siempre sabemos como afrontar.

Una de las preocupaciones más comunes de las familias es adquirir herramientas para Educar a nuestros hijos/as sin castigos, amenazas ni gritos.

Por ello, hoy tenemos en el blog una entrevista a una de las personas que actualmente más están luchando por conseguir que la crianza de los pequeños sea respetuosa. Ella es Mireia Long, a la que le agradezco infinitamente que haya querido dedicar un ratito a contestarnos unas preguntas.

Para lo que aún no conozcais a Mireia Long, decir que es Co-directora y fundadora de la Pedagogía Blanca. Experta en Antropología de la crianza y la educación, en establecer límites sin castigos y comunicación no violenta, en pensamiento divergente, en Aprendizaje online cooperativo, en organización de espacios educativos y altas capacidades. Licenciada también en Geografía e Historia, conferenciante, y madre homeschooler, aunque también ha trabajado como periodista, publicista y actriz. Autora de los libros “Una nueva maternidad” y “Una nueva paternidad”.

11071452_10205643019847741_2999688689057261608_n

Próximamente, el 14 de julio, tendrá lugar un taller online  único  “Educar sin castigar”, por ello, con esta entrevista pretendo que se resuelvan algunas dudas que tenemos las familias sobre la crianza de nuestros hijos/as, herramientas y recursos para educar sin castigar, así como nos aportará información sobre el taller del que os hablo.

taller online educar sin castigar

Buenas tardes Mireia, hace pocos meses que conseguí mi certificado como Formadora de la Pedagogía Blanca, y esto… junto al gran interés que tengo acerca de la Crianza respetuosa de los hijos/as, hace que esté encantada de tenerte aquí en el blog regalándonos tus palabras sobre el tema EDUCAR SIN CASTIGOS.

A menudo escuchamos a padres/madres hablar sobre la educación que han recibido y ahí queda totalmente justificado el castigo…¿Hasta qué punto influye en los padres/madres la educación recibida y los mitos de la sociedad, a la hora de educar a sus hijos/as?

Completamente. Educamos y criamos como nos han enseñado, muchas veces reproducimos los patrones sin plantearnos demasiado si son correctos o si nos dañaron. Además, estamos fuertemente condicionados por los mensajes de la sociedad y sus representantes con cierta fama en el mundillo televisivo, y les hacemos caso.

Pero son cada vez más las familias que perciben que, desde el amor, el castigo y la agresividad no son modelos válidos y quieren hacerlo de otro modo. Solo necesitan ayuda y herramientas para reconectar con sus sentimientos.

Por otro lado, incluso cuando estás convencido de que el autoritarismo y la amenaza no son ni éticos ni funcionan, cuando estás agotado o sobrepasado pueden saltarte, en automático, esas reacciones que tenían nuestros padres. Y eso, también, tiene solución con un trabajo personal y con herramientas de comunicación respetuosa.

Todo eso es en lo que trabajamos en la Pedagogía Blanca, en muchos ámbitos, pero especialmente ahora estamos preparando un taller on line que tendrá lugar el 14 de julio que se titula “Educar sin castigar” pensado precisamente para esos padres y madres que quieren descubrir otro modo de relacionarse con sus hijos y ayudarles a desarrollarse con respeto y seguridad.

La crianza de nuestros hijos es un proceso largo y, a veces, complicado. Nos podemos encontrar desbordados o sentir la presión para usar los castigos a pesar de estar convencidos de que queremos educar respetuosamente a nuestros hijos. Lo más importante que tenemos que realizar es tener la seguridad de que el castigo no es una forma efectiva ni respetuosa de educar, no sirve para nuestro objetivo, ayudar a que nuestros hijos tengan comportamientos que no les dañen ni les pongan el peligro ni a ellos ni a nadie.

En este taller te vamos a explicar por qué los castigos no son una herramienta educativa respetuosa ni efectiva y a utilizar herramientas que funcionan para conseguir que nuestros hijos entiendan las consecuencias de sus acciones e interioricen normas y límites realmente necesarios para ellos.

En este taller te vamos a dar recursos y guía para que acompañes a tus niños de la manera correcta y conseguir una relación más feliz y segura con ellos.

Podéis ya inscribiros en este enlace:

http://www.pedagogiablanca.net/educarsincastigar/

En la literatura, se ha etiquetado duramente a los niños/as a través de numerosos títulos…¿Qué opinas de aquellos que hablan de un castigo a tiempo para evitar crear pequeños tiranos?

Un tirano es alguien que, usando la violencia, la amenaza, el chantaje y la represión obliga a otros a hacer su voluntad. ¿De verdad es el niño el tirano si no usamos con él la violencia, la amenaza, el chantaje y la represión o lo somos los adultos lo que lo estamos siendo y, de paso, enseñándole que ese es un modo válido de tratar a otros seres humanos con menos poder? Yo lo tengo claro.

¿Se confunden los límites con los castigos?

Un límite es algo casi diría natural, en primera instancia. Además, dada la complejidad de las emociones humanas y de nuestras culturas, los niños necesitan límites explicados y, en ocasiones, externamente decididos, por su seguridad y la de los demás.

Las normas y los límites deberían ser, siempre que fuera posible, consensuados y comprendida su utilidad por el niño, pero, incluso cuando por su edad o su desborde emocional, no es posible, usar la amenaza o la represión no es un límite, sino un castigo.

Hay otros modos mucho más sanos, felices y efectivos de trabajar las normas y los límites con los niños pero exigen, quizá, más trabajo y presencia del adulto. Sin duda es el camino que funciona para enseñar verdadera responsabilidad, motivada por el convencimiento, y no por el miedo.

¿Qué efectos negativos pueden traer los castigos en el niño/a?

Cuando nuestros hijos sean adultos deseamos que sean capaces de pensar por ellos mismos, tomar su propias decisiones de manera responsable, valorar la información que reciben, hacer valer sus opiniones con respeto, poner límites a posibles abusos de autoridad, reaccionar ante las dudas y problemas, elegir su propia vida y hacerlo desde la seguridad.

Aprender a pensar libre y críticamente no se logra, por arte de magia, a cumplir la mayoría de edad, es un proceso que comienza en la niñez y del que los padres somos los principales garantes.

Dudo mucho que los castigos bien puestos y a su debido tiempo sirvan para algo, pues los niños que son castigados siguen “necesitando” ser castigados y lo único que realmente aprenden es a engañar, temer y rebelarse en cuanto puedan ante la autoridad injusta. Lo que logran es personas adultas que se mueven por el miedo, por el temor al castigo y que son sumisos ante la autoridad injusta.

Un castigo busca conseguir obediencia por miedo. Creo que las consecuencias a largo plazo son evidentes, los niños educados con castigos obedecerán por miedo a ser castigados. No les estamos dando la oportunidad real de desarrollarse como personas con criterio propio, reflexivas y responsables.

Pero tiene también consecuencias en su infancia y adolescencia. Un niño que obedece por miedo a que le grites, le castigues o le quites privilegios rara vez tiene una oportunidad real de aprender las consecuencias reales de lo que hace. Además, se siente, y seguro que lo recordaréis si os castigaban, humillado e injustamente tratado. Pensará que es mejor mentir y esconder lo que le pasa, en vez de confiar en nosotros y en nuestra contención y guía.

¿Qué consejos darías a las familias que se sientan faltas de recursos o herramientas a la hora de educar sin castigos?

Que se apunten al taller “Educar sin castigar” de la Pedagogía Blanca. Les vamos a dar en este taller “EDUCAR SIN CASTIGAR” 10 herramientas realistas que funcionan como alternativas al castigos y los secretos de los padres que no castigamos jamás.

Actualmente se habla de consecuencias naturales como alternativa al castigo, ¿Crees que educar desde las consecuencias fomenta la seguridad, confianza y autoestima en nuestros hijos/as?

Las consecuencias naturales no hay ni que aplicarlas, vienen solas unidas a los actos, nuestro papel es más que imponer, explicarlas y acompañar al niño en su frustración.

Lógicamente no es fácil, habiendo sido nosotros educados en el temor del castigo, evitarlo y podemos caer en chantajes sutiles, proyecciones y confusión sobre las consecuencias. Mejor formarnos pero también saber que la perfección no existe y que lo que va a contar es una relación respetuosa, amorosa y cercana, en la que prime la empatía hacia el niño y la comprensión hacia su naturaleza, su evolución y sus actos.

No hay relación sin conflictos. Lo que cuenta es como los manejemos. Nuestros hijos se encontrarán con normas, incluso si sabemos poner normas, explicarlas y negociarlas, que romperán o que les hará sentir frustrados. Somos nosotros, los adultos, los que debemos mantener la serenidad y darles confianza.

¿Qué tres alternativas ofrecerías a los padres/madres que decidan educar a sus hijos sin castigos?

Primero, revisar las normas, expectativas y límites que ponemos a los niños para averiguar si son adecuados para su seguridad y la de los demás, o si son cuestiones que más bien perjudican su desarrollo natural.

Segundo, dedicar mucho más tiempo a jugar, hablar y relacionarnos con nuestros hijos, estando realmente presentes.

Y tercero, pensar en todo momento que tipo de persona queremos que sea: libre, valiente, seguro de si mismo… y también el tipo de relación de confianza que queremos tener con ellos el resto de nuestra vida. Si queremos que actúen por miedo a ser descubiertos o si queremos que actúen por convencimiento, si queremos que nos mientan o que confíen totalmente en nosotros.

Por último, ¿Qué dirías a aquellos que estén pensando apuntarse a tu próximo taller online “Educar sin castigar”?¿Encontraremos herramientas positivas y valiosas en este taller?

Las encontraréis. El taller consiste en una sesión única de dos horas que se realizará en directo online el día 14 de julio a las 2200 (hora local de Madrid) de una hora y media de clase teórica y práctica, y media hora de preguntas y respuestas con los asistentes. El taller ya está disponible para que podáis apuntaros y se realizará, en directo on line el 14 de julio, aunque si no podéis estar en directo se graba y se os manda. En este enlace podéis ver toda la información.

http://www.pedagogiablanca.net/educarsincastigar/

El taller se grabará y se enviará posteriormente a todos los participantes matriculados.

taller online educar sin castigar

Aprenderás las claves educativas de los padres que no castigan nunca a sus hijos y saben fomentar su responsabilidad y autonomía con empatía y respeto. En este taller “EDUCAR SIN CASTIGAR” te daremos 10 herramientas realistas que funcionan como alternativas al castigo además de los secretos de los padres que no castigamos jamás. Además, analizaremos las razones de los castigos, los tipos de castigos, las acciones que debemos tomar antes de pensar que debemos castigar y la forma de conseguir, por un lado, minimizar los conflictos y, por otro, actuar proactiva y empáticamente cuando sucedan.

 …Pensar en todo momento que tipo de persona queremos que sea: libre, valiente, seguro de si mismo… y también el tipo de relación de confianza que queremos tener con ellos el resto de nuestra vida…

Muchísimas gracias Mireia, por tu tiempo y por compartir recursos y herramientas a las familias que deciden cambiar su manera de educar, apostando por una crianza y educación respetuosa.

Aprendizaje experiencial…

La maternidad supone una gran revolución para la mayoría de las madres. En ella hacemos un viaje personal muy intenso en el cual reconectamos con nosotras mismas, nos redescubrimos, conociendo algunos aspectos propios que tenemos adormecidos y además, da un giro de 180 grados a la manera de plantearnos la vida, o la manera de pensar en diversos temas.

Personalmente, la maternidad me hizo entender que lo que mis hijas necesitaban no era aprender nada de memoria, ni ir a la guardería, sino que necesitaban explorar su mundo y conocerlo. Aprender investigando y conectando con el entorno.

6183974903_915ddcfc66_z

PERO… ¿QUÉ ES EL APRENDIZAJE EXPERIENCIAL?

El concepto de Aprendizaje experiencial se centra en el aprendizaje o adquisición de habilidades, conocimientos, etc a través de las propias experiencias. ¿Cómo aprende un niño a gatear?¿y a caminar?

Nuestras experiencias son la fuente natural más enriquecedora, las que nos aportan los mayores y mejores conocimientos y vivencias. ¿Recuerdas aquella excursión que hiciste de pequeño? ¿qué aprendiste? Todos guardamos recuerdos increíbles e inolvidables de muchos de nuestros viajes, ya fueran familiares o con compañeros de colegio, trabajo, etc Y es que cuando entras en contacto con el entorno que te rodea es cuando mejor asimilas la información y la integras.

Creo que es fundamental aportar a nuestros pequeños multitud de situaciones en las que se fomente el aprendizaje. En nuestro día a día, cualquier tarea cotidiana, puede ser una fuente de aprendizaje esencial. Aprender los colores, los números, adquirir más vocabulario o la propia adquisición del lenguaje… son algunas de las cosas que cualquier niño es capaz de aprender únicamente interactuando con su entorno y con las personas que le rodean, es decir, a través de las propias experiencias.

¿POR QUÉ CONSIDERO TAN IMPORTANTE EL APRENDIZAJE DESDE LA EXPERIENCIA?

Porque facilita que cada persona aprenda desde su individualidad, desde sus experiencias y vivencias anteriores, con sus propios recursos, a través del contacto e interacción con el entorno, la comunicación, la relación con los demás, etc Si cada persona es única, su manera de aprender también. Hay que dejar que los niños/as observen, toquen, prueben, intenten, descubran, etc en definitiva, hay que dejarlos HACER, para que puedan aprender.

Cuando HACEMOS… observamos, manipulamos, sentimos, vivimos, reflexionamos, sacamos nuestras propias conclusiones, valoramos las consecuencias de lo ocurrido y de algún modo todo ello nos lleva a pensar e incluso cambiar nuestras ideas previas o la manera de comportarnos ante determinadas situaciones.

¿Te imaginas cuanto puede aprender un niño en su día a día? Y aún más a medida que crecen, cuando son capaces de generalizar y llevar lo aprendido a distintas situaciones.

Por tanto, para que se produzca el aprendizaje es imprescindible involucrarse, sentir lo que ocurre en tu propia piel, vivir las situaciones como principal protagonista.

¿QUÉ APORTAN LAS EXPERIENCIAS Y EL APRENDIZAJE VIVENCIAL A NUESTROS PEQUES?

kids_katsuhito_nojiri

Si creamos y favorecemos situaciones de aprendizaje, en nuestra propia casa, etc facilitamos:

-Que nuestros pequeños se conviertan en grandes OBSERVADORES Y DESCUBRIDORES.

-Que la motivación e interés les lleve a buscar el aprendizaje en aquello que realmente les atrae.

-Que sean RESOLUTIVOS, fomentando en ellos la toma de decisiones, la resolución de conflictos, etc

-Que se comuniquen e interactúen de manera activa con todo lo que los rodea.

-Trabajarán la ATENCIÓN, PERCEPCIÓN, RAZONAMIENTO, MEMORIA, etc

-Que se sientan valorados e IMPORTANTES, al saber que son capaces de aprender por sí mismos.

-Que sean niños/as seguros de sí mismos, ya que dejamos en sus manos la capacidad de aprender.

-Que su autoestima sea alta, al confiar en sí mismos, al sentir que hacen lo que les gusta y que encima aprenden de todo ello.

-Que el juego sea la mayor fuente de aprendizaje.

-Que aprendan desde la libertad.

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA

Cuatro años desde que nací como madre…

_MG_2050

Cuatro años desde que nací como madre… Esta idea ha rondado mi cabeza todo el fin de semana, ya que el sábado fue el cuarto cumpleaños de Vera. Llevábamos ya unas pocas semanas pendientes del cumple, cogiendo ideas bonitas para regalarle y viendo qué podríamos preparar que le hiciera ilusión. Os diré que una de las cosas que más ilusión le hacía era llevar algunas chuches a sus compañeros del cole, a los que ha cogido un cariño muy especial.

Además, hemos tenido la gran suerte de compartir este día con la familia que ha venido hasta aquí para disfrutar de su sonrisa, de sus ojos de ilusión soplando las velitas o abriendo alguno de sus regalos. Un cumpleaños siempre es emocionante, pero cuando es el cumple de alguno de tus hijos, la emoción se multiplica por mil. Y aún más, cuando ves que tu hija lo único que necesita es de nuestra compañía y calor… y si encima puede complementar esto con la cantidad que cosas bonitas que recibió, mucho más.

Y de nuevo la pregunta ¿Tus cuatro años? ¿Mis cuatro años?… porque para las madres, el cumpleaños de nuestros hijos es un día terriblemente especial, porque no solo es el día, sino los recuerdos del día en que nació,… algo que se nos queda grabado a fuego. Su nacimiento y nuestro nacimiento como madres. Y es entonces cuando os digo que este fin de semana he estado  especialmente sensible, recordando lo feliz que estaba hace cuatro años, cuando después de muuuuchas horas de dolor y preparación en casa, acudimos al hospital para recibirte, deseando de que estuvieras entre nuestros brazos… y recordé tu calor al nacer, cuando te pusieron encima de mi pecho, tus mofletes redonditos y sonrosados, lo bonita que eras… lo especial que eras, mi niña… el calor de los familiares más cercanos y las buenas vibraciones de algunas personas que me acompañaron durante todo el embarazo… mi círculo de mujeres de yoga, mi amiga Piedad (con su acompañamiento incondicional en mi embarazo. Gracias amiga)…

Tu primer hijo/a. Su nacimiento. Tu nacimiento como madre, como mujer revolución y luchadora. Tu descubrimiento del significado de   “mujer salvaje”, en la que te ves reflejada cuando experimentas el dolor intenso de las contracciones, la necesidad de dejarte llevar…

Todo ello y mucho más ha pasado por mi cabeza durante todo este fin de semana, en el que he disfrutado muchísimo viendo a Vera super feliz, explotando cientos de pompas de un pompero, escuchando como le leíamos alguno de sus libritos nuevos, con los ojos como platos al ver su tarta de Frozen… y así un montón de momentos más.

_MG_2083

Aunque ha recibido muchos regalitos, destacar algunos como la caja de luz que ya os enseñé en este post, que con tanto mimo hemos preparado para ella, la muñeca Lottie Hojas de otoño que le ha encantado y que compramos en Tintoneti, tienda super bonita de la cual ya os he hablado anteriormente, y algunos libros chulos como “Desde entonces hasta ahora” su primer libro sobre la evolución humana, “La vida en el pasado” o “Mamá, ¿quién soy yo?”. Los tres libros nos han encantado y a ella parece que también, aunque ya os hablaré de ellos con más calma.

IMG_7274

En cuanto a los demás regalitos, ropa bonita, libros para colorear y para leer, ponys, un libro personalizado de Fabuloos dreams, que los abuelos han pedido con mucho cariño, unos disfraces de princesas geniales, que para los que os interesen, son de Don disfraz y complementos veraniegos que le han encantado.

IMG_7315

Como la celebración realmente era una comida de adultos (ya que aun no tienen primitos xddd) pues pensamos que el sitio debía tener un lugar de juego para ellas, asi que elegimos el Bar Manu, donde solemos ir a menudo y nos encontramos muy agusto  y para decorar el cumple… los abuelos nos regalaron unos globos de Globo Planet con la temática de Frozen que también fueron elegidos por Vera.

_MG_2076

Con todo… solo me queda decir que resultó un dia genial, lleno de momentos divertidos y sobre todo… en el que pudimos disfrutar todos juntos de la felicidad de Vera… gracias por el esfuerzo de estar aquí con ella.. ese será su mejor recuerdo 🙂

Las inteligencias mútliples…

A la mayoría os sonará el término de inteligencias múltiples, al que actualmente se le está dando especial importancia. Pues bien, como madre en primer lugar, y como maestra en segundo lugar es un aspecto que me interesa y considero fundamental introducir en la educación y crianza de nuestros hijos/as.

Concretamente, creo que como padres y madres deberíamos hacer borrón y cuenta nueva en relación a diferentes aspectos de la educación de los hijos y empezar a ser más conscientes de la individualidad de nuestros pequeños, de aquello que los hace únicos y diferentes, de sus talentos.

Cada niño/a posee unas cualidades o capacidades que podrá desarrollar con más o menos facilidad y que sin duda si se potencian se podrá sacar mucho partido de ellas. Esto me trae a la mente la cantidad de veces que escucho a madres y padres decir…” lo voy a apuntar a clases de refuerzo porque en matemáticas va fatal…” y las pocas veces que escucho decir algo así como “la música, el baile, etc se le da genial y le motiva muchísimo, voy a apuntarlo a clases donde pueda potenciar esta habilidad que tiene…”. ¿No os ha pasado?

IMG_6465

Pues bien, seamos una gran lupa que observe a nuestros hijos, que conozca sus intereses e inquietudes, que valore aquello en lo que destacan y los hace únicos para justamente potenciarlo y hacer que fluya.

Las inteligencias múltiples deberían estar presentes en la crianza de nuestros hijos y en la educación de nuestros alumnos/as. Bajo esta nueva perspectiva, cambiaría el modo de entender la educación y sería crucial para dar un giro brutal al sistema educativo. Y sino… pensemos en cómo aprendemos las personas… aprendemos fundamentalmente de aquello que nos emociona, que nos hace sentir vivos, que despierta la chispa que llevamos dentro… y por ello, creo que es esencial encontrar lo que emociona a cada uno de nuestros hijos o alumnos, encontrar su verdadera pasión.

Gardner hablaba de ocho tipos de inteligencia: lingüística-verbal, lógico-matemática, espacial, musical, corporal cinestésica, naturalista, intrapersonal e interpersonal. Todos tenemos estas inteligencias con la diferencia de que unos tenemos desarrolladas unas más que otras, por lo que nuestro modo de aprender es muy distinto. Y entonces yo me planteo…

¿Qué podemos hacer las familias desde casa para potenciarlas?

-En primer lugar, dejar de lado nuestros propios intereses para no imponerlos consciente o inconscientemente a nuestros hijos y centrarnos en cambio en analizar qué les hace felices.

-Por otro lado, un aspecto fundamental sería crear circunstancias en las que a través del juego puedan disfrutar de aquello que les gusta. Buscar actividades para hacer en casa o en la calle en las que estén haciendo lo que les emociona y de lo que van a aprender muchísimo.

-Fomentar la experimentación. Cuando vemos, tocamos, olemos, saboreamos es cuando realmente conectamos con aquello que tenemos delante y es entonces cuando llega el aprendizaje.

-Encontrar el mejor modo de que nuestros hijos o alumnos aprendan aquello que queremos transmitirles pero siempre de la forma que más les gusta y más fácil les resulta. Pensemos que no todas las personas aprendemos del mismo modo y bajo mi punto de vista éste es un error del sistema educativo, que intenta llegar a todos de la misma manera y que los alumnos aprendan todos por igual. Por ello, personalicemos los aprendizajes, dejemos que libremente nuestros hijos y alumnos aprendan a su manera.

-Ofrecer alternativas y opciones diferentes cuando se trate un tema. De ese modo, cada uno se quedará con aquella opción que más se acerque a su manera de integrar los aprendizajes.

-Crear rincones en casa o en el aula donde trabajar diferentes contenidos y dar la oportunidad de que se muevan libremente por ellos, de que elijan cómo trabajar el contenido o cómo desarrollarlo. Seguro que nuestros hijos nos sorprenderán con su creatividad e imaginación.

Algo importante sería ofrecer propuestas para que sean ellos mismos quienes abran las puertas de su aprendizaje, quienes dirijan cómo aprender en base a aquello que llevan consigo.

Por ello, recojo aquí algunas IDEAS SENCILLAS PARA POTENCIAR CADA UNA DE LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES EN CASA:

-INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA-VERBAL. La mejor manera que se me ocurre de potenciar el uso y significado de las palabras es mediante recitado y lectura de poesías, mediante los cuentos, las canciones, rimas, juegos de palabras como el veo veo, inventar palabras, cadena de sílabas, etc

-INTELIGENCIA LÓGICO-MATEMÁTICA. Si nuestros hijos piensan en números y tienen una gran capacidad para el razonamiento y la lógica, para el cálculo o la asociación, encontrar actividades relacionadas con las matemáticas será sencillo porque prácticamente están presentes en toda nuestra vida. Invitarlos a organizar la compra que hagáis en familia, a clasificar u ordenar elementos, por tamaño, color, etc, buscad figuras geométricas en objetos del entorno o la calle, jugad con recipientes, líquidos, longitudes, rompecabezas, puzles, etc

-INTELIGENCIA ESPACIAL. Propongamos la exploración del entorno, de los objetos en el espacio, invitemos a nuestros hijos a dibujar o crear figuras, etc

-INTELIGENCIA NATURALISTA. Para potenciar esta inteligencia qué mejor modo que explorando el entorno y la naturaleza. Una salida al campo puede ser una gran opción, en la que aprovechemos para analizar la flora y fauna, las diferencias entre tipos de plantas, etc

-INTELIGENCIA MUSICAL. Tan sencillo como incluir la música y la danza en vuestras vidas. Si aportamos música a nuestro día a día, seguro que el propio cuerpo hace lo demás. Es muy positivo dejarse llevar por los ritmos, invitar al cuerpo a moverse libremente, relajando todas las partes de nuestro cuerpo y además, suele ser una gran carga de energía. Además, otra opción es tener instrumentos, aunque sean de juguete cerca de nuestros hijos para que exploren por sí mismos.

-INTELIGENCIA CORPORAL CINESTÉSICA. Cualquier actividad que implique movimiento, tanto a nivel de motricidad fina o gruesa, será esencial. Dejemos que nuestros hijos manipulen el entorno, que practiquen deportes, que suban, bajen, corran , salten, se arrastren, etc el parque es una buena opción para potenciar esta inteligencia. En casa pueden ayudarnos con la cocina, con la limpieza, reparando objetos, etc

-INTELIGENCIA INTERPERSONAL E INTRAPERSONAL. Uno estas dos porque en realidad van juntas de la mano. Ayudemos a nuestros hijos a identificar sus emociones y las de los demás, a interpretarlas, acompañarlas… eduquemos desde el cariño, el respeto, el juego, entrando en su mundo, caminando a su lado, hablando con ellos y siendo partícipes de sus emociones y sentimientos. Los cuentos son una gran herramienta para trabajar las emociones. Buscar actividades de socialización con otros niños también favorecerá esta inteligencia.

¿Qué tendrán los abuelos?

Qué tendrán los abuel@s que hace enloquecer a nuestros pequeños. La verdad es que desde que comencé mi experiencia con la maternidad, una de las cosas que más me ha llamado la atención siempre y más me ha impactado, es comprobar la relación que nace entre abuelos-nietos. Me parece fascinante ver la complicidad que hay entre ellos y lo mucho que disfrutan los unos de los otros.

grandma-1185687_1280

(más…)

” El cerebro del niño” D.J. Siegel. Un libro revelador…

baby-923963_1280

En mi formación en el curso intensivo de Educación consciente y respetuosa de Edurespeta, el cual recomiendo 100%, me encontré con un libro que a día de hoy considero un imprescindible. Un libro que toda mamá o papá debería tener en su mesilla. Se trata de “EL CEREBRO DEL NIÑO”. 12 Estrategias revolucionarias para cultivar la mente en desarrollo de tu hijo. de Daniel J. Siegel.

Quiero rescatar una de las frases que se pueden leer al inicio del libro y que me parece genial…

“LOS MOMENTOS EN LOS QUE SOLO INTENTAS SOBREVIVIR, EN REALIDAD SON OPORTUNIDADES PARA AYUDAR A TU HIJO A PROGRESAR”

 

Y es que este libro nos ofrece pautas y recomendaciones a las familias para poder llevar a cabo en la vida diaria sin necesidad de hacer esfuerzo extra.

El libro comienza hablándonos a los padres y madres de la estructura del cerebro de nuestros hijos y de un concepto fundamental en el libro como es la integración. Sinceramente, cuando leí el título del libro, en el curso, pensé que iba a ser imposible de leer y un plastón, pero me encontré con un libro fundamental, sencillo de leer y que página tras página nos regala mensajes primordiales sobre el cerebro de nuestros pequeños, cómo acceder a ellos, como conectar con nuestros hijos en momentos de rabieta, etc  y desde luego puedo decir, que es uno de los mejores libros que he leído en los últimos años.

Es un libro que nos ayuda a conocer el funcionamiento del cerebro del niño pero no solo eso… sino que nos aporta herramientas para fortalecer y aumentar nuestro vínculo afectivo con ellos. Nos enseña a conectar emocionalmente con los niños para después llegar a la comprensión. Ofrece pautas que nos ayudan a los padres a entender su comportamiento y por supuesto a empatizar con ellos y nos enseña cómo conseguir el cerebro pleno, es decir, que todas las áreas del cerebro de nuestros hijos, estén conectadas.

La empatía, el respeto, la confianza, seguridad son elementos esenciales en el desarrollo del niño y todo ello facilitará y hará posible que cuente en un futuro con unas relaciones interpersonales de calidad. Y en ello, nosotros, como familias, tenemos un papel fundamental. Debemos ayudar a nuestros hijos a crecer, sanos física y emocionalmente hablando y como señalaba la frase que recogí al inicio del post, debemos ver en cada momento difícil del día, un momento ideal para el progreso, para avanzar en las relación con nuestros hijos y para hacerlos crecer consigo mismos.

Si nuestro cerebro se va moldeando con las experiencias que vivimos, debemos aportar experiencias y vivencias positivas a nuestros hijos que les ayuden a conseguir un desarrollo pleno de su cerebro y de su vida en general.

Personalmente, me parece un libro fantástico y aunque es super interesante en todos sus apartados, siempre tengo presente el hecho de que ante una rabieta, es preciso conectar con el niño primero emocionalmente, hacerle ver que lo entendemos y comprendemos, que entendemos como se siente, y una vez hemos conseguido conectar y llegar a él, hacerle entender la parte más racional, dándole nuestros motivos o razones por las cuales actuamos de un  modo u otro ante la situación vivida.

También me gustó bastante el final del libro en el que recoge una “hoja para la nevera”, llamada así en el libro, ya que se trata de una especie de resumen con los puntos fundamentales vistos en el libro y las pautas o recomendaciones que se ofrecen para cada uno de los apartados. La verdad, es que tener presente a diario estas pautas nos ayuda bastante a la hora de enfrentarnos al día a día con nuestros pequeños, de resolver los conflictos cotidianos, etc

Los puntos esenciales en los que se centra el libro son los siguientes:

1-Integrar los cerebros derecho e izquierdo

2-Integrar el cerebro superior y el cerebro inferior

3-Integrar la memoria

4-Integrar las distintas partes de mí mismo

5-Integrar el yo y el otro

Sin duda un gran libro que no puedo dejar de recomendar y que seguro no os arrepentireis de tener cerca.

Además, este lunes 8 de febrero,  ha comenzado la cuarta promoción de la Formación intensiva de Edurespeta, así que si no me equivoco aún estás a tiempo de unirte si te interesa.

1 2 3