Etiqueta: vacaciones

Elegir las vacaciones con niños…

Ya estamos inmersos en la primera semana de julio y una de las cosas que tenemos en mente muchos papis  y mamis es dónde ir de vacaciones con los niños. Sé que muchos sois bastante previsores y cogeis las vacaciones con mucho tiempo, en nuestro caso, no lo somos tanto y la verdad es que tardamos bastante en decidirnos, e incluso, como decía el otro dia en una publicación, yo soy de las que busco un destino y cuando lo tengo casi decidido empiezo a plantearme otros xdd (es lo que tiene ser bastante indecisa).

El caso es que elegir un destino de vacaciones para ir con los niños varía mucho de cuando los buscábamos para ir solos, con amigos o con la parejita ¿ o no?.

Por eso, creo que es importante tener claros algunos puntos a la hora de elegir un viaje con los peques de manera que sea un sitio agradable para todos.

CÓMO ELEGIR LAS VACACIONES CON NIÑOS

Cuando os hablo de estos puntos, evidentemente son los que nosotros tenemos en cuenta, que quizás no sean los mismos para otras familias, pero por si os sirven 😉

1.DESTINO QUE OS MOTIVE

Está claro que no siempre uno puede ir a algunas ciudades o países por más que nos motiven, pero a mí personalmente me gusta pensar en el lugar que vamos a visitar, con ganas, con entusiasmo y deseando conocer cada rincón.

En este punto me diréis… vale, a ti te motiva, ¿pero y a tus peques?… pues creo que es imprescindible contagiar a los niños del interés por conocer un nuevo destino y poner ilusión en ello.

Sea cual sea el destino elegido, siempre hay que tener en cuenta la seguridad a la hora de iniciar nuestro viaje. Si es en coche, las niñas como siempre en su sillita, y si es a contramarcha mejor que mejor ;).

2.TENER EL CUENTA EL PRESUPUESTO

Como os decía antes, viajar con niños suele subir bastante el gasto a la hora de viajar, principalmente cuando se escoge alojarse en hotel, etc ya que al incluir a niños suele aumentar bastante el precio. Se puede optar por alojamientos que incluyan a los peques gratis, al menos a alguno de ellos, o bien apartamentos, o algún tipo de alojamiento que no aumente demasiado nuestro precio final.

El hecho de indagar un poco en los precios medios del lugar al que tenemos pensado ir también ayuda. Ya que hay ciudades más económicas y otras en las que dar un paso, te sale por un ojo de la cara. Si sois de los que tenéis que mirar el presupuesto (como nosotros), esto es un punto importante a tener en cuenta.

También está la opción de escoger un alojamiento que incluya desayuno o cena por un precio económico, pero ya os digo, que a mí me cuesta encontrarlos.

3.QUÉ HACER CON LOS NIÑOS

Desde que tenemos a las niñas, una de las cosas que más me gusta hacer cuando busco vacaciones es informarme un poquito sobre las posibles actividades o excursiones para hacer con ellas. Aunque parezca una tontería, el hecho de saber qué opciones tienes en tu destino siempre es un punto a tu favor, porque puedes tirar de ellas para evitar que se aburran (aunque la verdad pocas veces he visto aburrirse a las niñas estando de vacaciones xdd).

A nosotros siempre nos gusta visitar algún que otro museo o sala con las niñas para darles a conocer algo propio del lugar al que vayamos, pero también hay actividades en las que ellas participan de manera activa que les enganchan muchísimo. Recuerdo el verano pasado en Murcia, que en el Museo de la Ciencia y el Agua, había talleres en los que los peques se convertían en pequeños investigadores y hacían experimentos varios. El simple hecho de verse con una bata diminuta, tocando el agua, midiendo, creando sonidos… las tuvo enganchadas toda la tarde.

Las actividades al aire libre también son una buena opción. Un paseo en bici, actividades con agua, un ratito de playa o piscina, te aseguran la felicidad máxima de los peques.  Y sino, siempre están los parques que son el number one para cualquier pequeño/a.

4.EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO

En nuestro caso, nos gusta mucho visitar los alrededores del sitio que hayamos escogido como destino. Coger el coche o algún otro transporte y visitar algún pueblecito o zona cercana, ya que cada día es una nueva aventura y una oportunidad de descubrir nuevos rincones maravillosos.

También os digo que según el destino que escojas, hay algunos lugares que dan para mucho en sí mismos, e incluso si encontráis lugares en los que os sentís cómodos, tanto vosotros como los peques, pues porqué no repetir.

5.DÓNDE COMER

En casa otro de los puntos que requetemiramos antes de iniciar un viaje es el tema comidas. Aunque lo bonito del viaje es dejarte llevar e ir parando en aquellos sitios que de pronto encuentras casi por casualidad, a veces no está de más el llevar algún que otro sitio visto, para conocer las opciones, principalmente para los peques.

Aquí, las mamis y papis, tendemos a buscar restaurantes o barecitos kid-friendly, porque disfrutar de una buena comida  y tener el plus de que tus hijos lo puedan pasar bomba al mismo tiempo, es una buena idea. Además, en nuestra búsqueda, incluimos los restaurantes con opciones veganas para ir todos contentos xdd.

Con todo esto, no es que me guste llevar el viaje pensado hasta donde voy a comer, sino que creo que conocer opiniones de otras personas que han estado antes, te puede ayudar a la hora de decidirte. Además, por suerte, en muchos blogs, mamis y papis van dejando su opinión sobre viajes varios y también te da la oportunidad de conocer algún lugar que de otra manera te habrías dejado atrás.

6.PACIENCIA INFINITA

Ya os digo que en vacaciones normalmente las niñas siempre lo han pasado muy bien, han disfrutado de cada momento, jugando, saltando, investigando… pero también hemos tenido momentos un poco chungos cuando el viaje se hacía demasiado largo, etc.

Está claro que las vacaciones son para disfrutarlas, para pasarlo bien… pero a veces nos encontramos con que nuestros peques no tienen los mismos intereses que nosotros, no se encuentran con ganas de seguir metidos en el coche más tiempo y empiezan a hacer lo que sea por decir basta ya. Pues eso… mucha paciencia para esos momentos (que todos tenemos) pero que se pasan y luego solo te quedas con lo bueno. Y quien dice coche… dice que no quieren comer nada, que quieren ir en brazos a toooodos lados, etc siempre está bien tener a mano una mochilita para llevarlas si se encuentran demasiado cansadas.

7.JUEGOS MINIS o LIBROS

Ante cualquier viaje, me parece imprescindible llevar cositas que no ocupen demasiado pero que ayuden a nuestros peques a hacer el viaje más llevadero.

Los juegos minis son una gran opción. Justo ayer os hablaba de uno con el que Vera estuvo media tarde jugando (Pictureka), o el que le regalaron hace poquito para su cumple (El castillo del terror) que les encantan y se puede llevar en una bolsa pequeña o mochila y sacarlo en cualquier lugar.

Leer o dibujar siempre les entretiene bastante, así que no hay viaje sin libros o sin material para poder colorear, etc. También os digo que a la hora de comer, en algunos restaurantes/bares ofrecen a los peques algún mantel para colorear o con actividades sencillas que siempre triunfan.  Así que, por si acaso, llevar una mini cajita de ceras de colores no está de más.

8.GANAS Y MÁS GANAS

Creo que todo lo anterior es importante porque nos facilita el viaje. Me gusta la planificación y no dejar todo a la suerte, sin embargo, con buena amante de las casualidades, creo que los mejores momentos son los que nos tiene preparados nuestro viaje, pero que aún desconocemos… por eso, las GANAS, es el elemento fundamental pasar pasarlo bien en familia. Eso, y el tiempo de CALIDAD y con CANTIDAD, que nos dedicaremos esos días.

Si además podeis aprovechar para dejar un poco de lado el ordenador, el móvil… pues mejor aún.

 

¿Qué opinais de los viajes en familia? ¿más o menos planificados? Se aceptan recomendaciones sobre destinos, aunque el de este año lo tenemos más o menos cerrado 😉

Las fotos las he cogido de algunas vacaciones nuestras de años anteriores en Almería (Cabo de Gata) y Valencia.

ALMERÍA- CABO DE GATA- II

Continuando con nuestro viaje por Almería, cogimos el coche para acercarnos hasta el Parque Natural Cabo de Gata. Ésta era una de las ideas que más nos gustaba del viaje, poder conocer algunos lugares de la zona.

1

Así, a media mañana llegamos a nuestro primer destino La Isleta del Moro. Ya desde la entrada al pueblo se podía apreciar el color blanco de sus casas y el mar al fondo. Nos gustó bastante el pueblecito, que aunque no tiene demasiadas cosas para ver si nos enamoró por sus vistas, la placita del pueblo y el espigón desde el cual se veía el agua transparente y al fondo los pececillos y algún erizo incluso. La Isleta es un pueblo de pescadores e incluso se pueden ver algunas personas pescando en la zona del espigón. A todos nos encantó esta zona, pero principalmente a Vera que no quitaba ojo a todo lo que veía, las barquitas, los peces, y todo lo que veía le llamaba la atención. Además, este pueblo forma parte de la ruta de los piratas. Después de dar el paseo por la zona, nos asomamos a ver el peñón que da nombre al pueblo y a ver las vistas que son maravillosas, aprovechamos para hacer muchas fotos y bajamos hasta la plaza del pueblo para tomar algo porque como ya os dije en el post anterior… ¡el calor era horrible! y con dos niñas pequeñas pues hay que hacer alguna parada de vez en cuando.  Y como las casualidades siempre nos acompañan, justo cuando estábamos sentados nos encontramos a una compañera de M que también iba desde Córdoba… y es que ¡el mundo es un pañuelo!

2Seguimos nuestro camino hasta el pueblo de Las Negras, ya que nos lo habían recomendado. Nada más llegar paramos a comer en un bar que había casi en la entrada del pueblo, creo recordar que se llamaba Torreoyo, y la verdad es que comimos muy bien, aunque nuestra primera idea fue comer en otro restaurante que vimos allí al lado, El Molino, que tenía delante un molino enorme muy chulo, pero nos dijeron que abrían más tarde y con el calor que llevábamos encima, decidimos no esperar.

Después de comer bajamos a dar un paseo por el pueblo y hasta la playa para poder ver el Cerro negro. La verdad es que nos llamó la atención la mezcla que se observa en Las Negras, entre el aire marinero como pueblecito de pescadores y la multitud de casas y bares muy nuevos y modernos que aportan un aire totalmente distinto. Aún así, todo guarda el color blanco que nos pareció tan bonito. Nos habían hablado también de la Cala de San Pedro, a la que te llevan desde Las Negras, pero lo tendremos que dejar para otra ocasión.

3

Otra de nuestras visitas fue la zona de las Salinas y el Faro de Cabo de Gata. El camino hasta el faro me pareció espectacular, viéndolo ya desde lejos en las numerosas curvas de la carretera. Llegar, bajarnos del coche y acercarnos al lado del faro fue como tener el mundo a nuestros pies. Que maravilla verte casi rodeada de agua, tan transparente, con la mezcla de tonalidades. Por mucho que intenté hacer fotos a lo que más me gustó, no llegan a recoger el recuerdo que tengo en mi mente.  Además, desde allí nos asomamos para ver el Arrecife de las Sirenas, desde el mirador de las Sirenas, que es espectacular, y como no… los acantilados que desde allí puedes apreciar. Creo que éste me resultó una de las zonas más bonitas de las que hemos visto.

Untitled design(8)

Para acabar nuestra ruta decidimos parar en la playa  allí cerquita a tomar el solecito y descansar.

http___signatures.mylivesignature.com_54493_234_91ADD561F3527947C2C153DBB3C370EA